El Choque de Reversa

choque de reversa ch

Uno de los accidentes más inocentes -pero que igual podría tener consecuencias importantes-, es el que sucede cuando el conductor de un vehículo realiza una maniobra de reversa sin tener todas las precauciones.

Probablemente peor desgracia que chocar contra otro que viene circulando normalmente sería la de atropellar a alguien que no hemos visto, que comúnmente podría ser un niño.

Es muy raro ver que una persona al moverse de reversa gire la cabeza completamente hacia atrás para tener mejor dominio visual de la zona trasera de nuestro auto. Mucha gente sólo se apoya de los espejos retrovisores y algunos incluso se mueven a ciegas casi esperando el golpecito que avise. No se confíe. Los espejos laterales nos servirán como referencia para medir con mayor exactitud nuestros movimientos, pero de ninguna manera sustituirán el campo visual que nos dan nuestros propios ojos.

Con la incorporación de los sensores de reversa y cámaras en muchos vehículos, este accidente es fácilmente evitable, sin embargo, siempre hay que tener cuidado. A pesar de los sensores hay obstáculos que pueden no ser detectados por la velocidad a la que se acercan o por estar por encima de la zona de detección.

Le sugerimos tomar las siguientes recomendaciones:

  • Gire la cabeza hacia atrás y observe bien antes de iniciar la maniobra.
  • Use los sensores de reversa o la cámara complementariamente.
  • Mire por los espejos retrovisores para comprobar los costados.
  • Retroceda lo menos posible.
  • Nunca retroceda en vías rápidas o en zonas ciegas.
Carácteristicas Causas Consecuencias Cómo evitarlo
Es el accidente que sucede al desplazarse de reversa sin las precauciones o visibilidad adecuadas
  • Falta de atención
  • Falta de visibilidad en todos los angulos
  • Lesiones en el cuello de los ocupantes.
  • Se pueden producir atropellamientos a peatones y niños no vistos
  • Revisar que funcionen las luces de reversa
  • Voltear la cabeza mientras se retrocede
  • Ayudarse de los espejos laterales
  • Retroceder lo menos posible
  • Nunca retroceder en vías rápidas o zonas ciegas

Paco de Anda Orellana
Septiembre 2008
Revista Automóvil Panamericano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>